Páginas

Monday, September 12, 2011

Manual de Capacitación Básica de Discipulado

Autor:

El presente Manual está orientado a capacitadores (hombres, mujeres, jóvenes y adultos) seguidores de Jesús y comprometidos con la misión de la iglesia. Es apto para trabajar con grupos pequeños y provee herramientas básicas para la realización de un ministerio de discipulado intencional y dinámico para toda la vida.

No comments:

Post a Comment

La Importancia de la Literatura en el Vivir la Gran Comisión

En la literatura intervienen tres personajes muy importantes: el que escribe, el que imprime y el que lee. El escritor, el impresor y el lector cumplen roles totalmente diferentes y sumamente interconectados entre sí.

En la comunicación escrita identificamos los siguientes procesos bien destacados que tienen una gran relación con la misión que hemos recibido como cristianos.

Creación: es el arte y el estilo de escribir que permite tanto al escritor, al impresor y al lector, la posibilidad de crear y recrear una y otra vez el tema que, en mayor o menor medida, estamos compartiendo.

Comunicación: es la expresión del mensaje que queremos compartir con otros.

Compromiso e identidad: de alguna manera necesitamos comprometernos e identificarnos con lo que escribimos, imprimimos o leemos.

Crecimiento: tanto el que escribe, como el que lee o imprime, crecen al realizar cada cual su ejercicio. Todos somos enriquecidos.

Cambios: El fruto de este intercambio produce cambios en nuestra mente y la manera de enfocar la vida.

Si aplicamos estos procesos en Vivir la Gran Comisión encontraremos que están interrelacionados.

Jesús creó una nueva avenida con un mensaje totalmente diferente al que enseñaban los maestros de su tiempo.

Jesucristo comunicó y nos envía a comunicar este mensaje para que todos puedan cono-cerlo.

Jesús se comprometió e identificó con este mensaje. Él espera que nosotros no sólo lo tomemos como un mandamiento sino, que lo vivamos apasionadamente.

Él sabía que al vivir la Gran Comisión, nuestra vida sería enriquecida y crecería.

Pero hay algo más importante por lo cual Jesús nos dio este mensaje: el de producir cambios en la vida de las personas, tanto para esta tierra como para la eternidad.

Vivamos en Santidad e identificados con Jesucristo, autor y consumador de nuestra fe.